División de palabras a final de línea

He visto en algunos libros de editoriales relativamente conocidas que no se presta atención al uso de guion a final de línea (-) para dividir una palabra y continuar en la línea siguiente. No vale con pedirle a nuestro programa de maquetación que nos divida las palabras a final de línea automáticamente, porque muchas veces lo hará mal; como todo, la división de palabras tiene unas reglas recogidas en la Ortografía de la RAE (2010) que deberemos conocer y cumplir, y en esta entrada quiero hablaros de ellas.

División silábica

La unidad de referencia al dividir palabras es la sílaba. Esto significa que nunca se pondrá guion entre letras que pertenezcan a la misma sílaba. Así, una palabra como teléfono podrá dividirse a final de palabra solo de estas tres formas: te-/léfono, telé-/fono y teléfo-/no. Será importante, por tanto, conocer las reglas de división silábica en español: diptongos, triptongos, hiatos… (Si este es un tema que os interese, dejadme un comentario y lo trataré en entradas posteriores).

Hay, como siempres, excepciones a esta regla:

  • Nunca se separarán las secuencias de dos o más vocales, aunque pertenezcan a sílabas distintas. Es decir, no podremos dividir, por ejemplo, la palabra suerte a final de línea como su-/erte, sino que deberemos dividirla como suer-/te.
  • Si la primera sílaba de la palabra consta de una sola vocal, no se debe colocar tras ella el guion de final de línea. Es decir, para dividir abogado, no podremos poner a-/bogado, sino abo-/gado o aboga-/do. se podrá realizar esta separación si la vocal lleva h: hi-/dratante.
  • No podremos separar los dígrafos ch, ll y rr.
  • Las palabras con h muda intercalada se dividen como si dicha letra no existiese, bajo la regla general de no separar letras de la misma sílaba. Así, nos quedarían divisiones como adhe-/sivo (y no ad-/hesivo) o inhi-/bir (y no in-/hibir).

División morfológica

Las palabras compuestas o con prefijos, además de silábicamente, se pueden dividir de forma morfológica, añadiendo el guion de final de línea en la frontera entre sus componentes, ignorando las fronteras silábicas. Por ejemplo: bien-/estar, des-/activar, rompe-/olas; que atendiendo a sus sílabas deberían haberse dividido así: bie-/nestar, de-/sactivar, rompeo-/las. Ambas formas son correctas, si bien en estas palabras la morfológica resulta más cómoda de leer.

Esta división morfológica solo es posible si los elementos separados mediante el guion existen de forma independiente; así, no podríamos dividir puntiagudo o boquiabierto morfológicamente (punti-/agudo, boqui-/abierto), ya que ni punti ni boqui existen en español.

Otros casos

  • Es preferible no dividir palabras procedentes de otras lenguas que no hayan sido adaptadas al español. De hacerlo, deberá hacerse conforme a las normas de ese idioma.
  • Las abreviaturas como apdo., atte. o teléf. no se dividirán.
  • Las siglas escritas enteramente en mayúsculas tampoco deben dividirse.
  • Si dividimos un compuesto formado por varias palabras unidas con guion, y si este guion coincide con el final de línea, deberemos poner otro al principio de la línea siguiente para marcar que se escribe con guion. Así, la expresión calidad-precio, si dividiéramos por el guion, se escribiría calidad- /-precio. Es preferible realizar la división en el guion, en lugar de en alguna de las dos palabras.
  • Al dividir una dirección electrónica (enlace), es preferible hacer la división de forma que coincida con una barra separadora. La barra quedará en la línea de arriba, y no llevará guion final.
  • No se dividirán nunca expresiones numéricas, ya sea con números arábigos o romanos.

Además, hay algunas recomendaciones que solemos dar correctores y editores que, aunque no hacen referencia a errores, deben tenerse en cuenta para que el texto se considere cuidado y bien trabajado:

  • Se recomienda evitar las particiones que den lugar a fragmentos que coincidan con palabras malsonantes: tentá-/culo, pedo-/filia.
  • Se recomienda no dividir palabras de solo cuatro letras.
  • Al dividir una palabra se debe evitar que queden al final o al principio del renglón dos sílabas iguales seguidas.
  • Se intentará no dejar a final de línea una sílaba de tres letras o menos inmediatamente después de un punto y seguido.
  • La última línea de un párrafo no debe tener menos de cinco caracteres.
  • Debe evitarse que en un mismo párrafo terminen con un guion de separación más de tres líneas consecutivas.
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *