Lorca editor: ¿cómo de efectivo es?

No son pocos los editores de texto online que te señalan los errores de escritura que has cometido al redactar un texto: que si repeticiones, que si oraciones demasiado largas, que si multitud de adverbios acabados en -mente… Sin embargo, hasta hace relativamente poco, la gran mayoría de estas herramientas solo estaban disponibles para textos en inglés.

Entre los correctores existentes en español, Lorca Editor es uno de los que he tenido la posibilidad de probar recientemente. Para utilizarlo, solo deberás iniciar sesión con tu email y pegar el texto que quieras que te revise, y el programa marcará los diferentes errores que encuentre para que los subsanes.

Por lo general, este tipo de programas son una herramienta muy útil para identificar erratas y sacarle brillo a nuestro texto; sin embargo, del buen uso que le demos y de nuestro criterio dependerá que el texto mejore o empeore.

Como ejemplo, voy a hacer que Lorca Editor revise, a modo de guiño, el primer párrafo de la entrada en Wikipedia sobre Federico García Lorca.

En la imagen superior, que se trata de una captura del programa, identificamos diferentes elementos:

  • A la izquierda del todo, nuestro texto, con subrayados de diferente color según el tipo de error que hayamos cometido.
  • En el centro, las sugerencias para esos errores.
  • A la derecha, el asistente del programa, con diferentes estadísticas (como una puntuación de nuestro texto sobre cien o el tiempo que llevaría su lectura, entre otras cosas).

Vamos a analizar cada uno de los errores que nos ha señalado y vamos a suponer que aceptamos todas las sugerencias que nos propone.

Este sería nuestro texto inicial:

Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, 1​ 5 de junio de 1898-camino de Víznar a Alfacar, Granada, 18 de agosto de 1936)​ fue un poeta, dramaturgo y prosista español. Adscrito a la generación del 27, fue el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo xx. Como dramaturgo se le considera una de las cimas del teatro español del siglo xx, junto con Valle-Inclán y Buero Vallejo. Fue asesinado por el bando sublevado un mes después del golpe de Estado con el que tuvo lugar el inicio de la guerra civil española.

Lorca Editor nos devuelve los siguientes errores:

  • Víznar es un error ortográfico y debería sustituirse por Tiznar o Vinar.
  • Alfacar es un error ortográfico y debería sustituirse por Alfafar, Alfahar o Alfamar.
  • Poeta se repite demasiado y nos ofrece diferentes acepciones por las que sustituirlo (juglar, bardo, coplero, literato, autor, escritor, versista).
  • Español se repite demasiado y nos ofrece cambiarlo por castellano, gachupín o coño (???).
  • Siglo se repite demasiado, pero no nos ofrece alternativas.
  • Buero es un error ortográfico y debería sustituirse por Bueno, Cuero o Fuero.

Vamos a suponer que nuestros conocimientos de ortografía y gramática son mínimos y que por tanto confiamos a ciegas en lo que nos dice el programa. Este sería el texto que nos devolvería si tuviéramos en cuenta todas sus sugerencias:

Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, 1​ 5 de junio de 1898-camino de Tiznar a Alfafar, Granada, 18 de agosto de 1936)​ fue un juglar, dramaturgo y prosista castellano. Adscrito a la generación del 27, fue el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura española. Como dramaturgo se le considera una de las cimas del teatro gachupín del siglo xx, junto con Valle-Inclán y Bueno Vallejo. Fue asesinado por el bando sublevado un mes después del golpe de Estado con el que tuvo lugar el inicio de la guerra civil española.

Como podéis ver, el texto ahora no solo da información falsa (al cambiar los nombres propios) sino que además algunas de sus afirmaciones resultan incomprensibles (por huir de las repeticiones).

¿Cuál es mi conclusión, entonces? ¿Lorca Editor es malo?

Respuesta corta: no. Respuesta larga: no, siempre que utilicemos este y otros programas similares con criterio. No hay que olvidar que la información que nos devuelve está automatizada y que deberemos ser nosotros, como usuarios, quienes decidamos si ese cambio tiene sentido o no. A veces es preferible repetir una palabra que hacer el texto ilegible por evitarla.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *