Qué hacer en tus propuestas editoriales

Las propuestas editoriales siempre son una fuente de dudas y estrés para quienes escribimos cuando nos decidimos a empezar a mover nuestro manuscrito por las editoriales. ¿Qué debería poner? ¿Qué es mejor omitir? ¿Destripo la historia entera? ¿Cuánto profundizo en la sinopsis? ¿Debo adjuntar mi currículum? Las preguntas se acumulan una sobre otra y ninguna tiene una solución sencilla porque, simplemente, no la hay. Todo depende de la forma de trabajar de la editorial y de sus requisitos.

Propuestas editoriales

En esta entrada, por tanto, quiero ofrecer una guía corta, breve y directa sobre cómo actuar al redactar tu propuesta editorial y cuál es la mejor forma de presentarla.

1. Investiga la editorial

Antes de preparar la propuesta, te tocará hacer un poco de trabajo de campo y descubrir qué editoriales publican libros del mismo género que tu manuscrito, cuáles tienen la recepción de manuscritos abierta y qué te solicita cada una. No tiene sentido enviar un libro romántico a una editorial que solo publique ciencia ficción, o un libro de poesía a una editorial ensayística; solo perderás tu tiempo y el de la persona que reciba tu obra.

2. Personaliza tu propuesta

Esto tal vez resulte tedioso y largo, pero a la larga los mensajes personalizados tienen más éxito que el spam masivo. No pienses en el envío de tu manuscrito como el de quien envía currículums a lo loco para ver si tiene suerte, porque pocas veces la tendrás. Es mejor que afines el tiro y te centres en menos editoriales, pero les ofrezcas algo de mayor calidad. Intenta, en tu propuesta, mencionar libros de esa editorial que creas que se parecen al tuyo, y las razones por las que contactas a esa editorial en concreto; ya sea, por ejemplo, porque te gusta su estética, o porque conoces a alguien que ya trabaja con ellos; eso les demostrará que no son un e-mail más en tu lista interminable de opciones.

3. Ajústate a lo que te piden

Normalmente, las editoriales que tienen la recepción de manuscritos abierta suelen ofrecer una serie de instrucciones para aquellas personas interesadas en publicar su obra. Habrá quienes te pidan que, además de mandarles tu obra, les hables de ti; otras, querrán tan solo los primeros capítulos, en lugar del manuscrito entero; forma parte de tu trabajo como alguien que se dedica a la escritura informarte de qué quiere cada una y de cómo lo quiere, y enviarlo de esa forma. Si alguna editorial te ofrece un modelo de propuesta, cíñete a él. Puedes dejarte llevar por la creatividad, pero asegúrate de que contestas a todos los apartados que te solicitan.

4. Presta atención a los plazos

Algunas editoriales son más estrictas con las fechas que otras. Sin embargo, por norma general, recibirán manuscritos durante un periodo concreto y luego cerrarán la recepción mientras los valoran. Si les llega algún manuscrito a partir de entonces, lo más habitual es que lo rechacen, así que asegúrate de conocer con qué fechas trabajan para no disminuir tus posibilidades.

5. El contenido

Como ya he mencionado, cada editorial tiene su propia forma de trabajar y deberás ajustarte a ella. Sin embargo, quiero dejarte aquí una especie de guía general y básica sobre la que construir una propuesta editorial base.

  • El e-mail: que sea una presentación breve en la que hables de quién eres y por qué les escribes. Mis emails suelen tener una forma parecida a esta: «Hola, soy X y os escribo porque he visto que tenéis la recepción de manuscritos abierta y creo que mi obra «bla, bla, bla» podría encajar con la editorial. Es una novela de género tal que trata sobre bla, bla, bla. Os adjunto dos documentos: una propuesta editorial y el manuscrito completo. Muchas gracias y un saludo». Como siempre, si la editorial te pide que incluyas datos concretos en el correo que les escribas, hazlo.
  • La propuesta: tienes que venderles tu obra de la forma más atractiva posible. Es mejor que sea algo visual y atrayente que un montón de texto cargado de información, por lo que una buena opción es decantarte por una presentación de diapositivas. Los datos que suelen solicitar, en general, son:
    • Datos de la obra: título, autoría, género, extensión, división en capítulos, si forma parte de una saga o si ha sido publicada con anterioridad.
    • Propuesta de sinopsis: un resumen tal y como aparecería en la contracubierta del libro.
    • Resumen completo: con spoilers de todo lo que pasa en la historia.
    • Puntos fuertes: ¿qué tiene tu manuscrito de especial?
    • Por qué encaja en la editorial: aquí puedes hablar de libros similares que hayan publicado, de la línea que sigue la editorial, de su público objetivo o de los valores que muestran como empresa.
    • Aviso de contenido: aunque no suele ser un requisito necesario en la mayoría de editoriales (por ahora), se considera de buena educación avisar si se tratan temas delicados en el texto, por respeto a quien lo va a leer.
    • Autoría: incluye un pequeño apartado en el que hables de ti. Puedes mencionar otras obras que hayas publicado, tus redes sociales, desde cuándo escribes o a qué te dedicas. Intenta que no sea demasiado extenso (dos o tres párrafos como mucho), a no ser que la editorial te pida lo contrario.
  • El manuscrito: envíalo adaptado al formato que prefiera cada editorial (lo encontrarás junto con las instrucciones para el envío de manuscritos). Si no especifican nada, siempre es buena idea mandarlo en formato .docx, con letra tipo Times New Roman a 12 puntos y un interlineado de, mínimo, 1,5, para que resulte lo más cómodo posible de leer. También queda mejor si el texto está justificado y no has usado tabulador sino sangría de primera línea.

Sé que son consejos muy generales, pero espero que os hayan servido de base para saber por dónde empezar cuando llegue el momento de enviar vuestras obras a editoriales. Mi resumen sería centrarse en lo que pide la editorial y sumarlo al sentido común de cada uno. ¡Mucha suerte!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *